27/03/2020No hay comentarios

Siempre juntos

Estamos juntos en esto.

Entre todos vamos a salir de aquí. Pero tenemos que estar juntos porque necesitamos de vuestra ayuda para levantarnos.

Por si no lo sabéis, desde el día 16 de marzo, haciendo un gran esfuerzo pero apelando a la responsabilidad social, decidí que yo y mi pequeño equipo nos teníamos que quedar en casa para no exponer a nuestro personal de almacén y de reparto y consecuentemente, paralizar los envíos de nuestra tienda online hasta que todo esto pase.

Esta es una situación muy complicada de sostener para autónomas con trabajadoras a su cargo, como es mi caso, porque implicaba no tener ingresos durante un tiempo indeterminado manteniendo los gastos de siempre. Pero era la decisión más coherente y responsable, porque lo primordial es y sigue siendo cuidar los unos de los otros.

Y hablo por supuesto de salud, pero creo que es necesario que seamos conscientes de que también toca cuidar a las pequeñas marcas y del pequeño comercio: El/la panadero/a, el/la frutero/a, el/la dueño/a del bar de tu barrio, todas las tiendas pequeñas que tienen nuestros productos y sí, también los/las emprendedores/as con pequeños negocios online como este, que es Pedrita Parker, y que tanto trabajo me ha costado mantener estos cinco años. Todos nosotros somos los que peor lo vamos a pasar cuando esto acabe (y los que peor lo estamos pasando ya).

Durante este periodo de cuarentena os he seguido ofreciendo todo lo que tengo a mi alcance gratuitamente (y lo seguiré haciendo): mi tiempo, mi trabajo y mi creatividad a través de cursos en directo, charlas e ilustraciones para vosotros/as y vuestros/as hijos/as (justo al final de este post, tenéis una nueva ilustración). Nunca os he querido vender nada durante esta cuarentena, porque sencillamente entendía que las prioridades eran otras y creía que no era el momento con todo lo que estaba pasando.

Pero, lamentablemente la realidad es otra. La realidad es que a corto plazo, si esto se mantiene en el tiempo, no podré desarrollar más mi creatividad ni mantener a mi equipo si ahora no decidís apostar por mi trabajo, ya que he realizado una inversión muy importante en este proyecto que es mi marca personal. 

Así que, por favor, acuérdate de nosotras cuando tengas que hacer un regalo a alguien especial o darte un capricho. Te recuerdo que ahora tenemos una promoción de envío gratuito con pedido mínimo de 20€ y te lo enviamos cuando todo esto acabe, por si se te antoja algo 🙂

Y no te acuerdes solo de mí, acuérdate de nuestros puntos de venta y de todos los pequeños comercios que hemos paralizado nuestros envíos temporalmente durante esta cuarentena, porque te vamos a necesitar para volver a donde estábamos antes de que todo esto empezase.

Ahora tenemos que apoyarnos todas desde abajo, para poder remontar lo antes posible. 

Es hora de cuidarnos. Es hora de querernos. Es hora de estar juntos.

Y cuando todo esto acabe, lo celebraremos juntos, porque si tú nos apoyas, seguro que al final no falta nadie.

Millones de gracias por estar al otro lado de la pantalla. Os sentimos cerca 🙂

Pedrita Parker / Estefi

Haz clic para descargar. Imprímela y colorea en familia 🙂

16/03/20206 Comments

Nos quedamos en casa

Hola, dada la situación de emergencia nacional en nuestro país y apelando a la responsabilidad social, nosotras #nosquedamosencasa las próximas dos semanas. Por eso, desde el pasado viernes, toda la familia Parker estamos teletrabajando.

La tienda online, que estaba de rebajas antes de que se produjera la situación de confinamiento, estará disponible para pedidos. Pero consideramos justo no exponer a nuestro personal de almacén y de reparto, por lo que hemos decidido que los pedidos se enviarán cuando la cuarentena finalice.

Para compensar el retraso, los envíos a península serán gratis para los pedidos superiores a 15 euros hasta el día 29 (y a los que se envíen a Canarias se les descontará el coste del envío, correspondiente a 4,90€).

Puesto que no estaremos en la oficina, no podremos atenderos por teléfono, pero todas vuestras dudas serán atendidas por email en: hola@pedritaparker.com

Ánimo, paciencia y mucha conciencia.

Seguimos aquí para lo que necesitéis y ya sabéis, esto también pasará.

Pedrita


12/03/2019No hay comentarios

Balance: 2 meses de reto croquefit

¡Hola a todxs los croquefiters!

Hoy hace poco más de dos meses que comencé con el reto croquefit (¡y vosotrxs también!) así que creo que es necesario hacer un primer balance y compartir todo lo que he aprendido (¡me gustaría mucho que también os animáseis en comentarios!)

1. ¡He aprendido a vivir (y a comer) sano! 

En primer lugar, siendo una persona que ha vivido la mayoría de su vida a dieta intermitentemente, con muchas oscilaciones de peso, he de decir que he encontrado un nuevo hábito de vida más consistente. Cuando estaba a dieta, solía comer compulsivamente las cosas que me estaban “prohibidas” y sentirme culpable después. Cuando he salido con amigos, he comido sin prohibiciones pero marcándome yo misma mis propias limitaciones (es decir, me podía tomar tres copas de vino, pero decidía que solo necesitaba una y me ahorraba las calorías vacías de dos copas extra, por ejemplo). Ahora, al llevar una vida saludable pero sin prohibiciones, he conseguido disfrutar libremente de la comida y ser más consciente de ella, sin usarla como premio o castigo. En general, mi vida es más sana pero no solo por el cambio en la alimentación, sino porque mi relación con la comida es también emocionalmente más sana.

2. ¡He aprendido a dejarme comida en el plato y a medir bien las raciones!

Al principio era bastante aburrido eso de ir mirando los ingredientes de la comida, las calorías y ajustar las raciones (¡ojo! Esto ha sido clave). Ahora soy más consciente de lo que como y como también más despacio, porque la ansiedad y el estrés era algo que trasladaba a la comida y casi siempre engullía más de lo que necesitaba. Cuando como, soy consciente de ese momento y casi siempre estoy llena antes. También aprender a planificar mis comidas y hacer la compra en torno a esto ha sido clave, el llevar la lista con los alimentos que necesitaba me ha ayudado no solo a comer y cocinar mejor, sino también a aprovechar mejor los alimentos (y a tirar menos comida en casa).

3. ¡He aprendido a ser constante con mi rutina de entrenamiento!

Mi rutina consiste en ir 3 veces por semana (mínimo) al gimnasio a hacer un entrenamiento de una hora con pesas y usando mi propio peso corporal (TRX). He elegido algo que me gusta mucho para poder ir a entrenar y he ido aumentando paulatinamente la dureza de los ejercicios y el peso. Ha sido imprescindible estar asesorada por el personal del gimnasio, que ha adecuado (y sigue haciéndolo) los ejercicios en cada fase. Al ver el progreso paulatino en términos de fortaleza y agilidad, me he ido enganchando y nunca falto a estas tres citas semanales con el gimnasio (aunque hay semanas que voy también algún martes o jueves, aprovechando que mi peque tiene piscina y hago principalmente cardio: cinta o remo)

4. ¡He aprendido a no obsesionarme con el peso!

Como sabéis, mi objetivo de pérdida de peso total es de 30 kilos, de los cuales he perdido 7. Aunque en Enero perdí rápidamente cinco kilos, durante el mes de Febrero solo perdí dos y estuve estancada durante casi tres semanas en un peso del que no salía. No obstante, veía otros cambios: ropa más holgada, más agilidad en los entrenamientos y los primeros comentarios de: “Se te nota que estás más delgada”. Todo indicaba que iba por buen camino aunque el peso decía lo contrario. Por eso, decidí que no me podía afectar el peso. Pasadas tres semanas reajusté mis raciones de nuevo y poco a poco (muy lentamente) parece que estoy saliendo de ese estancamiento. Creo que esta ha sido mi mayor prueba de fuego, podría haber tirado la toalla y decir que no funciona, desanimarme y volver a mis viejos hábitos como había hecho tantas otras veces, pero no lo hice y estoy muy orgullosa. Hay siempre que pensar que aunque tengamos objetivos, no tenemos una fecha para completarlos y saber darnos (a nosotrxs y a nuestro cuerpo) el tiempo que necesita para ajustarse a los nuevos hábitos.

5. ¡He aprendido a tener un nuevo estilo de vida sostenible a largo plazo sin prohibiciones ni culpabilidad!

Creo que esta es la clave de todo. El reto croquefit como sabéis no es una dieta, sino la transición a un estilo de vida saludable y la implementación de éste en tu vida a largo plazo. Por lo tanto, sus resultados no son inmediatos como los de una dieta, ya que no prohíbe alimentos. El inconveniente con las dietas es que este estilo de vida con prohibiciones no es sostenible, no puedes vivir toda la vida restringiéndote alimentos para no engordar. La clave es saber integrarlos en tu vida, comer sano en un 80% y utilizar sabiamente el 20% restante para introducir otros alimentos más calóricos pero necesarios en una vida feliz ¡como las croquetas!. Este sistema tiene sus resultados siempre que mantengáis vuestra alimentación en déficit calórico, pero claro... son mucho más lentos que en una dieta, por eso hay que tener mucha paciencia, pero también es un sistema mucho más fácil de mantener a largo plazo y en tu vida.

¿Y vosotrxs? ¿Qué habéis aprendido o conseguido en estos dos meses? Estoy deseando leer vuestros comentarios.

¡Vamos, croquefiters! 😀